Bienvenida


En primer lugar, darte la bienvenida a mi blog y desear que te interese y lo disfrutes.

Quiero hacer de este blog un lugar de encuentro. Si tú también quieres compartir nuestra historia común (fotos, documentos, testimonios...) puedes hacerlo a través del correo.

historiazarza@gmail.com

La idea es ir completando cada biografía, datos, efemérides, fotos... a medida que se vayan aportando nuevas informaciones. Por este motivo, necesito también vuestra colaboración y ayuda.
Gracias

16 de diciembre de 2014

1928 - Nuestras escuelas con Primo de Rivera



1891 - La ganadería en España










Fotos de Granadilla


NOTA: no puedo precisar la fuente de donde obtuve las fotografías













Alfonso XIII a su paso por Granadilla

NOTA: no puedo precisar la fuente de donde obtuve estas fotografías





11 de diciembre de 2014

1924 - Un matrimonio destrozado por un cartucho de dinamita



Trágico accidente
Un matrimonio destrozado por un cartucho de dinamita

CÓRDOBA 8 (3t) – En Villanueva del Duque habitaba en una casa de la calle de Portugal, con varios hijos, el matrimonio Juan Sánchez Muñoz, de treinta y cuatro años, e Isabel Checa Fernández, de la misma edad, naturales ambos de Zarza de Granadilla provincia de Cáceres.

Juan llegó anoche a su domicilio en completo estado de embriaguez, y apoderándose de un cartucho de dinamita de los que usaba en su oficio de minero, se lo colocó entre los pliegues de su faja, y seguidamente encendió la mecha, decidido a suicidarse.

Isabel, su mujer, advertida de la maniobra, se le acercó con el propósito de apagar la mecha; pero en aquel momento se produjo una tremenda explosión, resultando Juan horriblemente destrozado e Isabel con profundas heridas en todo el cuerpo y una pierna seccionada. La infeliz mujer falleció momentos después de este espantoso hecho.

Los hijos han declarado que su padre se embriagaba a diario y había anunciado en muchas ocasiones el propósito de suicidarse.

La explosión, produjo entre el vecindario una gran alarma, y con la rapidez que el caso requería acudieron a averiguar el motivo hacia el lugar donde se oyó la detonación. Al entrar en la casa, fueron testigos de este horrible cuadro. (Febus)  

El Sol
9 de marzo de 1924